Noticias

Ortoactiva Celebra el Día de Enfermería con un poco de Historia
11 May

Ortoactiva Celebra el Día de Enfermería con un poco de Historia

La Enfermería profesional, tal y como casi hoy la conocemos, tiene el origen en las Damas Enfermeras. Conoces la historia?

Hasta finales del siglo XIX las bases de la enfermería, en el mundo católico, eran la religión y la caridad y no tanto el conocimiento científico. Pero en la Europa protestante, Florence Nightingale trataba de integrar la Enfermería de forma independiente permitiéndole la elaboración en un futuro y dentro de los limites científicos una síntesis doctrinal. Esto fue posible gracias a la fundación y expansión de las Escuelas de Enfermería de las que ella fue pionera. La Cruz Roja fue fundada en 1863 por el masón Henry Dunant con el nombre de Comité Internacional de Socorros a los Militares Heridos, e inspirada por Florence Nightingale y su labor en la Guerra de Crimea. Concebía una organización internacional con un cuerpo de enfermeras voluntarias para ayudar a los heridos durante los conflictos bélicos.

La Cruz Roja Española se extiende en España por iniciativa de la reina Victoria Eugenia, esposa del rey Alfonso XIII, un cuerpo de enfermeras a semejanza de otros países de Europa, con la finalidad de desarrollar funciones de voluntariado sociosanitario: el Cuerpo de Damas Enfermeras. El periodo de existencia del Cuerpo de Damas Enfermeras abarca desde la impartición de las primeras “conferencias” formativas, en 1914, hasta 1985, cuando es sustituido por el colectivo mixto: Cuerpo de Auxiliares Sanitarios Voluntarios.

A esta reina se le conocía como la “Reina Enfermera”. La Historia de la Cruz Roja está muy ligada a la historia de la reina Victoria Eugenia, la cual vistió durante un tiempo el uniforme de las Damas Enfermeras de la Cruz Roja, ella nunca fue Enfermera Profesional, sino que realizó sus estudios de Dama Enfermera de la Cruz Roja en los años 1918-1920, e inmediatamente empezó a prestar sus servicios en el hospital de San José y Santa Adela, de Madrid, promovió la ayuda por medio de donativos para las enfermeras asi como insentivó la creación de un hospital.

Durante las vacaciones de verano de la Reina Victoria Eugenia de Battenberg se conoce la gravísima derrota militar del ejército español en la guerra del Rif (Marruecos). La batalla, conocida como desastre de Annual, se cobró la vida de más de 10.000 españoles y dejó heridos a muchísimos más. Estando en San Sebastián, la reina, esposa de Alfonso XIII, decide enviar a Melilla a un equipo de mujeres que ayudarán y atenderán a los afectados por el combate. Son las damas enfermeras, un cuerpo de mujeres voluntarias de la Cruz Roja, que surgió a finales de 1914 y cuyo reglamento y programa oficial se publicó tres años más tarde, en 1917. En esos momentos de crisis, y con una emergencia sanitaria que atender en Annual, fue Carmen Angoloti, amiga personal de Victoria Eugenia, la encargada de liderar y organizar esta expedición. También conocida como la duquesa de la Victoria, se traslada hasta allí como representante de la Reina en calidad de presidenta de la institución para coordinar los hospitales con el fin de que “los heridos pudieran encontrar en ellos la asistencia y cuidados que merecían”, tal y como explica Marta Mas i Espejo, profesora de Historia y Fundamentos del Cuidado de la Escuela Universitaria de Enfermería de Cruz Roja en Madrid.

Las Damas Enfermeras nacen al estallar la Primera Guerra Mundial, donde la reina destaca por su importante papel dentro de la enfermería española. Consiguió despertar y animar en las damas de la alta jerarquía social española el anhelo de ayudar a los enfermos con el trabajo personal junto con las limosnas. Con el Real Decreto del 16 de enero de 1916, que aprobaba las bases para la reorganización de la Cruz Roja en España, se establecieron dos secciones, la de Caballeros y la de Señoras, presidida esta última por la Reina Victoria Eugenia. Ejercía además la Autoridad Suprema por autorización del Rey Alfonso XIII. El Real Decreto de 29 de junio de 1916 aprobó el reglamento de la Asamblea Central de Señoras.

“La Dama Enfermera de la Cruz Roja era sencillamente la señora que llevada de hidalgos sentimientos patrióticos y de generosos impulsos caritativos, sin abandonar por completo su vida ordinaria social y sus deberes de esposa, madre, hija ó hermana, dedica, transitoria y accidentalmente, horas y aún días tal vez, al voluntario y desinteresado auxilio y consuelo de sus semejantes, ayudando en sus nobles tareas á los que, por diversos motivos, las desempeñan de un modo permanente”.”

-La labor de las Damas Enfermeras se desarrollaba en hospitales, aunque también colaboran en otros servicios de diferentes centros (dispensarios antituberculosos, ambulancias…

-Se dedicaban a la promoción de la salud pública y colaboraban en situaciones de emergencia como accidentes, catástrofes o desastres naturales y  en situaciones de peligro epidemiológico.

-Intervenian en tiempo de guerra, como en el conflicto de África, en el que tienen un importante papel, en la Guerra civil, atendiendo heridos en los hospitales de la Institución. Como bien se ha dicho anteriormente.

Cuerpo voluntario

El trabajo de las damas, al ser un cuerpo voluntario, no estaba remunerado y, con el tiempo fueron perdiendo esa coletilla de “enfermeras” porque se dedicaron más al voluntariado social. En un principio, tal y como revela Marta Mas i Espejo, podía ser dama enfermera quien quisiera siempre y cuando estuviera avalada por otras dos damas o señoras de la Cruz Roja. Por este motivo, y sobre todo al principio, muchas de las integrantes eran condesas, marquesas y mujeres de clase alta. “Fue una labor muy importante en ese momento, que salvó cientos de vidas en Marruecos y también en España. Dedicaban buena parte de su vida e incluso toda a algo que no les daba dinero. Muchas damas enfermeras sin una formación tan exhaustiva llegaron a ser grandes profesionales”, afirma Eligio R. Montero, autor del libro "1921, diario de una enfermera", que cuenta la historia de Laura de la Gasca Montenegro, una niña un poco malcriada que descubre su vocación oculta en el mundo de las damas enfermeras.

Formación

Aunque fue en 1914 cuando las damas enfermeras empezaron a formarse, no sería hasta 1917 cuando se oficializó el Cuerpo de Damas Enfermeras, que conmemora este año un siglo desde esa puesta en marcha. Las damas convivieron con las enfermeras profesionales durante muchos años a partir de 1918, momento en el que se inician los estudios de estas últimas. Las profesionales, al no haber terminado su formación, no pudieron acudir al desastre de Annual y fueron las damas las que tomaron las riendas de la situación. En 1918 pues se inició la formación de enfermeras profesionales retribuidas en Madrid, y también harían lo propio en San Sebastián, León, Granada, Valladolid, Melilla y Santa Cruz de Tenerife. Estas primeras enfermeras tituladas disponían de una profesión que le permitiera ser autosuficiente con su sueldo de treinta pesetas mensuales, sin depender de un hombre, algo único en España. Además de la posibilidad de ascender en su carrera.

La principal diferencia entre ambos cuerpos (Enfermeras y Damas enfermeras), además de las funciones, era la formación. Las primeras se formaban con manuales elaborados específicamente para ellas, como el “Consultor de la dama enfermera”, que aparece en la serie. Los cursos eran de diversa duración, en función de las necesidades de la asamblea local a la que pertenecieran, aunque el estándar era de dos años en total, combinando clases teóricas (unos 6 meses), prácticas de laboratorio y rotaciones prácticas por hospital, dispensario, laboratorio, farmacia, etc. Las profesionales, en cambio, se formaban con los manuales propios para estos estudios (comunes a otras escuelas) y su duración era de dos años completos al principio y tres años posteriormente.

Para la enseñanza de estas enfermeras la Reina Victoria Eugenia insistió en la necesidad de construir un Hospital para impartir la formación y crear un segundo Cuerpo de Enfermeras, el de las enfermeras profesionales o retribuidas, distintas del Cuerpo de Damas Enfermeras.

Alicante, pionera en estudios de Enfermería

En 1919 se impartirían cursos para enfermeras profesionales en Barcelona, Alicante, Cartagena, Huelva, Bilbao, Mataró, Mahón, Oviedo, Pamplona, Santander, Santiago y Vitoria, aumentando en años sucesivos estas enseñanzas en otras Asambleas de la Institución. Las enfermeras profesionales realizaban los cursos en régimen de internado a diferencia de las Damas Enfermeras, y la duración de los estudios era de dos años, precedidos de un examen de ingreso sobre cultura general, reconocimiento médico y un curso preparatorio de tres meses.

En 1929, se promulga la obligatoriedad de estar colegiado, dando carácter oficial a los colegios de practicantes que pasan a ser uniprovinciales. Los colegios de Denia y Alcoy desaparecieron en favor del existente en Alicante. Las matronas alicantinas, por su parte, constituyeron su colegio profesional en 1923, sin embargo se desconoce el inicio colegial de las enfermeras, debiendo ser en los años cincuenta. La aparición en esta década de los ATS supuso la disolución de los colegios de Practicantes, Matronas y Enfermeras y la creación de uno solo, el de los Auxiliares Sanitarios, el cual comenzó su andadura corporativa con tres secciones independientes, una por cada rama de las anteriores titulaciones. Los nuevos ATS femeninos se colegiaban en la sección de las Enfermeras, mientras que los ATS masculinos lo hacían en la de los Practicantes.

Esta discriminación colegial por razón de sexo se mantuvo hasta 1977, siendo al año siguiente cuando se produce legalmente el cambio de nombre de los colegios pasando a llamarse colegios de ATS. La aparición en 1980 de los primeros Diplomados en Enfermería y su incorporación colegial propició que durante un periodo amplio de tiempo las instituciones colegiales se denominaran Colegios de ATS y Diplomados en Enfermería. Poco a poco, los colegios fueron cambiando sus estatutos y haciendo desaparecer de su nombre la referencia a los ATS. El Colegio de Alicante conservó esta doble reseña hasta el año 2011. En la actualidad, todos los colegios ya se denominan Colegios Oficiales de Enfermería de la respectiva provincia y el conjunto de todos ellos conforman la Organización Colegial de Enfermería de España.

Visto 2990 veces Última modificación Sábado, 16 Junio 2018 05:05
Ortoactiva

Tu Ortopedia de referencia en Alicante. Especialistas en sistemas de Posicionamiento y Sedestación, Movilidad eléctrica, Ayudas Técnicas y Órtesis especializadas. Suministro médico y de fisioterapia. Síguenos en las Redes Sociales

Web site: www.ortoactiva.com
  • Ortoactiva pertenece a:
  • Suscríbase a nuestro Newsletter